Llega el rey del desenfreno

Carnestoltes 01

El Rey Carnestoltes está a punto de llegar, y con él, los días de juerga y diversión. Un sinfín de carruajes y disfraces desfilarán a principios de febrero por las calles de la gran mayoría de poblaciones de la Costa Brava al ritmo de la música más festiva.

Es, sin duda, el auténtico protagonista del tradicional Carnaval catalán. Grotesco personaje que preside tan esperada fiesta y que se ha adueñado del trono real del desenfreno, Carnestoltes se presenta de múltiples formas y bajo distintos nombres según la localidad. En todas partes comparte, sin embargo, un trágico final… la hoguera.

Apelativos como Gori-Gori en Cadaqués y Palafrugell, Pellofa en Mataró o Pau Pi en Lleida, sirven para identificar al auténtico monarca de la juerga carnavalesca y que, según las creencias populares, simboliza las malas energías acumuladas durante el año. En la mayoría de los casos es un muñeco de grandes dimensiones elaborado colectivamente por los conciudadanos antes del Jueves Lardero, momento de su llegada. Durante unos días, y hasta el Miércoles de Ceniza, el rey Carnestoltes preside un sinfín de bailes, desfiles de disfraces y grandes comilonas donde reinan –sin límites– la alegría y el desenfreno, justo antes de ser sentenciado a morir quemado. Una muerte sin piedad que habitualmente se acompaña con la lectura de su testamento, una crítica satírica de la sociedad y un fin de fiesta que culmina con el tradicional ‘entierro de la sardina’; símbolo del final de los excesos de estos días.

BAILE Y DISFRACES
Calles y plazas de la gran mayoría de poblaciones catalanas se inundarán, del 4 al 10 de febrero, de música y disfraces tras la llegada del rey Carnestoltes, si bien también encontramos celebraciones algo más originales y distintivas como las ‘Patacades’ de Cadaqués; fiesta popular que consiste en cantar de forma satírica los entresijos políticos, sociales y económicos del pueblo. Eso sí, después de un buen banquete. En L’Escala, por ejemplo, una gran sardinada hace las delicias de centenares de vecinos y forasteros.

En Roses es uno de los sitios donde la fiesta se vive de una forma más especial; durante una semana podemos disfrutar de un sinfín de actividades para todos los públicos. Todo arranca la noche del jueves día 4 con el espectacular correcalles de bienvenida a Su Majestad el Rey Carnestoltes. A partir de ahí, los desfiles, las carrozas, las discomóviles y todo tipo de bailes se adueñan del asfalto los siguientes días para alegría de todos.

Un sabroso arroz popular, previo al cortejo fúnebre del difunto Rey, culmina una semana de alocada diversión y establece el punto y final de una de las celebraciones más populares con el tradicional ‘entierro de la sardina’ y un gran espectáculo pirotécnico.

carnestoltes-02

GASTRONOMÍA FESTIVA
Al margen de desfiles y disfraces, el Carnaval también está tradicionalmente relacionado a una vasta y rica cultura gastronómica. Así, el pistoletazo de salida lo encontramos el Jueves Lardero (o Graso), día que marca el inicio de las fiestas y en el cual es lo propio comer butifarra de huevo o tortilla de butifarra. Es más, antiguamente los vecinos compartían mesa y comida antes de la abstinencia y ayuno propios de la Cuaresma.

Hoy en día son muchas las poblaciones catalanas que aún conservan esta tradición. En el Alt Empordà, por ejemplo, se celebran los llamados Ranchos en sitios como Llançà y Capmany; una especie de gran escudella de varios ingredientes para decenas de personas. En Agullana, por el contrario, se van recogiendo los ingredientes necesarios para elaborar las míticas tortillas de butifarra y panceta (las ‘xuies’), mediante un original correcalles, para la celebración de la Festa de la Xuia.

Otra de las tradiciones gastronómicas más extendidas es la de no comer carne el Miércoles de Ceniza, día que marca el punto y final a la lujuria de Carnaval. Durante esta fecha, así como el Viernes Santo, el pescado tiene una presencia notable en todo el país y es cocinado de múltiples formas. El bacalao, sin duda, es el principal protagonista, conjuntamente con los postres, donde el dulce toma especial relevancia, con la tradicional Mona de Pascua como principal estrella en las mesas catalanas para disfrute de pequeños y mayores.

Fotos: Web de los restaurantes.

Si quieres disfrutar del Carnaval en la Costa Brava, recuerda que en Costa Girona encontrarás un amplio rango de precios y alojamientos a partir de 28€ la noche. Desde apartamentos muy asequibles para una escapada low cost a casas con piscina y jardín con vistas increíbles para pasar un fin de semana con la familia en la Costa Brava. Haz click en el siguiente enlace para escoger la opción que más se ajuste a tus necesidades. ¡Estás a sólo un paso de hacer realidad esta aventura en el Empordà! www.costagirona.com
No olvidéis seguirnos en nuestra página de Facebook y obtener información actualizada sobre las próximas noticias y concursos. ¡Sorteamos estancias gratuitas en apartamentos de Costa Girona! Facebook Costa Girona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*